Anticipo

WEC: Descalifican a los dos Toyota

WEC: Descalifican a los dos Toyota
  • El equipo japonés no ha podido pasar satisfactoriamente la inspección de los comisarios tras conseguir las dos primeras plazas en las 6 Horas de Silverstone.
  • Alonso, Nakajima y Buemi pierden así la victoria, que va a parar a manos del Rebellion #3 de Beche, Laurent y Menezes.
  • Según los comisarios, las irregularidades se encontraban en el fondo plano de los dos coches. Toyota dice que se debe a la excesiva altura de los pianos.

La clasificación final de las 6 Horas de Silverstone ha sufrido un vuelco al ser descalificados los dos Toyota Gazoo Racing por una infracción técnica detectada tras la disputa de la prueba en la verificación técnica.

El #8 de Fernando Alonso, Kazuki Nakajima y Sebastien Buemi, así como el #7 de Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María López, han sufrido excesivo desgaste de la plancha del fondo del coche que sirve para controlar que el vehículo no circule con una altura inferior a la permitida. En concreto, ambos Toyota han fallado en el test de flexión de la plancha realizado al término de la carrera al romperse la sujeción interna, alegando los japoneses que ello se ha producido como consecuencia de salidas de pista o golpes contra los pianos. Sin embargo, los comisarios no han atendido dicha explicación, respondiendo que “el diseño del coche debe poder soportar los rigores habituales de una carrera de 6 horas”.

Si dicha plancha sufre un excesivo desgaste, tipificado en el reglamento, se considera ilegal y los coches en cuestión son descalificados. El propio Fernando Alonso reconocía ante la prensa que ambos coches habían sufrido daños provocados por los pianos de las curvas rápidas de Silverstone, lo que sin duda hace pensar que ha propiciado el excesivo desgaste de la plancha y la consiguiente exclusión.

Tras ello, el Rebellion #3 de Mathias Beche, Thomas Laurent y Gustavo Menezes hereda la victoria tras terminar a más de cuatro vueltas de los Toyota. Les acompañan en este nuevo podio el Rebellion #1 de Jani y Lotterer, cerrando el cajón el SMP Racing #17 de Sarrazin y Orudzhev. Se trata de la primera victoria de un LMP1 privado y rompe así el pleno de triunfos del Toyota #8 de Alonso, Nakajima y Buemi, que de este modo mantienen el liderato del mundial, pero sólo con 2 puntos sobre los pilotos del Rebellion #3 y 19 sobre el Toyota #7.

A última hora, cundía el desconcierto en Silverstone. En la pista dominó Toyota, con victoria para Alonso, Buemi y Nakajimapor delante de Conway, Kobayashi y López. En los despachos, ya de noche, llegaba a conocimiento del equipo japonés que habría una descalificación para sus dos coches porque la flexión del fondo plano del TS050 Hybrid era superior a la permitida por norma en 8 milímetros, rompiendo el artículo 3.5.6.d. del reglamento técnico para LMP1 híbridos. La victoria podría pasar al equipo Rebellion. La descalificación se hizo oficial a las 00:44, hora española. 

No obstante, la descalificación tampoco tiene por qué ser definitiva y se espera apelación, porque hay más coches sancionados (el Porsche de la categoría GT, por ejemplo) y el motivo puede ser culpa del circuito y no del coche: los pianos de Silverstone, muy agresivos con las carrocerías y los chasis, y su asfalto bacheado habrían dañado en exceso el fondo plano de los Toyota hasta curvarlo y según la escudería ese es el motivo de la irregularidad. En cualquier caso, no es novedad en este campeonato que los comisarios tomen decisiones tan drásticas: en Spa quitaron una pole al Toyota ‘7’ porque una pieza estaba mal registrada, allí mismo dejaron sin podio al Rebellion y en Le Mans se quedó sin victoria LMP2 el equipo G-Drive.

En el asfalto. Mientras en los despachos aclaran y se resuelven las posibles apelaciones, al menos puede quedar constancia de lo que ocurrió durante las seis horas de carrera. La clave del triunfo de Alonso y compañía estuvo a una hora del final y guarda mucha relación con los daños que provocaron los pianos. El coche hermano de Kobayashi, Conway y López tenía limitada su carga aerodinámica por los rasguños en la carrocería y, en una curva, el japonés, encargado del último relevo, se salió y completó una excursión por el campo. Al regresar, el fondo plano estaba aún más estropeado, así que Buemi culminó la remontada adelantándolo en la pista para después escaparse hasta los 15 segundos de ventaja.

Fue la guinda a una buena carrera del suizo y también de Alonso, quien en sus stints recogió el coche segundo y lo dejó primero adelantando en la pista a Conway y distanciándose en 10 segundos. Esa ventaja se esfumó con un coche de seguridad y tras el asturiano hubo cambio de líder gracias a una brillante actuación de Pechito López. Pero al final de la carrera, el error de Kobayashi terminó facilitando la victoria para el ‘8’. Hasta que los despachos dijeron lo contrario.

Related posts