Anticipo

Fórmula 1: Conmovedora despedida a Jules Bianchi

Fórmula 1: Conmovedora despedida a Jules Bianchi

En Niza, esta mañana se llevaron a cabo las exequias del jóven piloto francés que falleció tras nueve meses de agonía, el sábado pasado. Jean Todt junto Lewis Hamilton, Sebastien Vettel, Nico Rosberg, Alain Prost, Romain Grosjean y Felipe Massa, entre otros pilotos, acompañaron a los familiares en el cortejo.

Ya descansa en paz. Esta mañana se llevó a cabo el funeral del malogrado piloto Jules Bianchi, quien a los 25 años falleció el pasado sábado tras nueve meses de agonía por su accidente en el GP de Japón al despistarse e impactar contra una grúa con el Marussia. El responso se realizó en la catedral de Sainte-Reparate, y el padre Sylvain Brison fue quien celebró una plegaria y manifestó a los padres de Jules, Philippe y Cristine, y a los presentes que esta muerte “es profundamente injusta“.

El cortejo, contó con la presencia de Jean Todt (presidente de la F.I.A.) acompañado por Lewis Hamilton, Sebastian Vettel, Nico Rosberg, Romain Grosjean, Felipe Massa, Jean-Eric Vergne y Alain Prost, entre otros pilotos. Además, el alcalde de Niza, Christian Estrosi, y el Secretario de Estado para el Deporte francés, Thierry Braillard, participaron en la ceremonia, mostrando su congoja.

El cortejo fue acompañado por una multitud, que emocionada se reunió y escuchó los acordes de la canción “Hotel California”, mientras el féretro ingresaba al templo llevado por los pilotos jóvenes. “Sus hermanos de las carreras“, indicó el sacerdote, quien también destacó que “Jules era feliz porque él hizo su sueño realidad. Las carreras de coches era su vida, su vocación. Él era un campeón con un talento poco común, sino que también un jóven de alta estatura con una profunda humildad“.

Mientras esto ocurría en la intimidad de los familiares y allegados, en la explanada se ubicó un libro en donde los fans pudieron expresar sus condolencias. “Adiós, hombre jóven y guapo“, escribió una señora. Sobre el final de la ceremonia, el padre Brison cerró su homilía diciendo: “Jules nunca estuvo en el podio en Fórmula 1, por lo que les pido un aplauso ahora“, el cual lo cumplieron adentro y afuera de la catedral, mientras sonaba “Ganador Mistral”, la canción de Renaud.

Related posts