Anticipo

Aniversario de la muerte de Pedro Rodriguez

Aniversario de la muerte de Pedro Rodriguez

PEDRO RODRIGUEZ MURIO EN LA CARRERA QUE NO QUERIA CORRER

Fue un 11 de Julio como hoy, pero de 1971, Pedro Rodríguez murió en la carrera que no quería participar fue en las “200 Millas de Nuremberg” sin embargo accedió a participar ante la insistencia de los directivos del Sport Motor Club de Nuremberg, el había enfocado en intentar conquista el título de la Fórmula Uno… y hacia allá se encaminaba, pero se cruzo aquel fatídico 11 de julio, la Ferrari se estrelló contra el muro de contención de la cuneta, rebotó y se precipitó sobre la pista, estallando en llamas, así murió el piloto mexicano, un auxiliar jugándose la vida, consiguió llegar a los restos del auto, sólo pudo sacar a duras penas un cuerpo inerte y desmadejado que poco después falleció en el hospital, las causa del accidente había sido (nunca bien aclarado) el desprendimiento de un neumático durante la duodécima vuelta de la primera serie… probablemente la configuración difícil del terreno agravó aún más las dificultades del piloto para dominar una Ferrari indócil, tipo de autos que le encantaba manejar.
Pedro Rodríguez debutó internacionalmente en un Ferrari 500TR en Nassau, Bahamas, en 1957, se destaco en las carreras de resistencia, obteniendo cuatro victorias en las “24 Horas de Daytona” y una victoria en las 24 Horas de Le Mans de 1968, junto a su hermano Ricardo, dos años menor, destacado en el automovilismo deportivo; siendo considerados ambos iconos mexicanos, en la actividad en la que alcanzó los primeros lugares en varias ocasiones y el reconocimiento mundial de los aficionados amantes al automovilismo, nombrar a Pedro Rodríguez es imaginárselo sobre un Porsche de Sport Prototipos.
Su llegada a la máxima fue en el Gran Premio de Estados Unidos de 1963 sobre una Ferrari, alquilada y que no logro clasificar, en la Formula Uno disputo 54 Grand Prix, logro dos triunfos, Kyalami 1967 con Cooper/Maseratti y en 1970 sobre un BRM, en Spa-Francorchamps, logro un record de vueltas, en Francia, Rouen-les-Essarts y subió 7 veces al podio.
Su padre dejo una frase que recorrió el mundo, con sus ojos enrojecidos ya no tenían lágrimas, “Ya no tiene objeto para mí la vida. Pedro era lo único que me sostenía en pie” su hermano Ricardo también había fallecido en un accidente automovilístico en el Gran Premio de México de 1962.

Related posts