Anticipo

Fórmula 1: Multitudinario último adiós a Niki Lauda

Fórmula 1: Multitudinario último adiós a Niki Lauda

Ni la intensa lluvia ha evitado que miles de personas se congregaran alrededor de la catedral de San Esteban, en la ciudad austriaca de Viena, para despedirse del campeón del mundo de Fórmula 1 Niki Luda, fallecido el pasado 20 de mayo.

Largas colas durante toda la mañana para despedir al expiloto

Cientos de personas se han quedado sin tiempo para decir adiós al austriaco

Miles de personas acuden hoy al funeral de Niki Lauda en Viena

La catedral St. Stephen de Viena ha acogido hoy el funeral de Niki Lauda, que falleció la semana pasada. El edificio se ha preparado para recibir a más de 4.000 personas este miércoles en una ceremonia pública. Antes de la misa, miles de personas se han podido acercar al ataúd del expiloto para despedirse tras hacer largas colas bajo la lluvia.

Miles de personas acuden hoy a despedirse de Niki Lauda en Viena. El ataúd con los restos mortales del expiloto llegó a la catedral de St. Stephen minutos antes de las 8:00 CEST.

Al ataúd cerrado del austriaco, que está adornado con una corona de laurel y sobre el que su viuda Birgitt ha colocado uno de los cascos del expiloto, se han acercado aficionados de todo el mundo, tras esperar horas de cola bajo la lluvia esta mañana. Cientos se quedaron sin tiempo para entrar a la catedral, pero los que pudieron hacerlo, le presentaron sus respetos a la leyenda y dejaron sus mensajes en el libro de condolencias del edificio. Algunos acudieron con gorras rojas en honor a Niki y otros, con camisetas con el nombre del austriaco.

A las 13:00 CEST se celebró una misa de réquiem pública a la que asistieron 300 vips. Además de estos, la catedral amplió su capacidad para el evento con 400 asientos más y hubo sitio para 3.000 personas más, que poudieron seguir el evento de pie.

 

aficionados-funeral-lauda-soymotor.jpg

 

lauda-funeral-soymotor.jpg

 

lauda-funeral-1-soymotor.jpg

“Cualquiera que viva una vida igual a tres o cuatro vidas, como Niki, se convertirá en un ídolo venerable, en un ejemplo de la resurrección ante todos los peligros y accidentes, como el Ave Fénix. En su incansable entusiasmo por la acción, su franqueza y su valentía sigue siendo un ejemplo y un punto de referencia para todos nosotros”, ha comentado el párroco encargado de la misa, Toni Faber, durante la ceremonia.

“Tú, Lewis Hamilton, que estás entre nosotros, también le has dedicado la victoria del GP, lo que supone un fuerte signo de que la muerte no tiene la última palabra. Niki Lauda ha ganado mucho en su vida y finalmente sólo ha perdido su última lucha contra la enfermedad”, ha añadido Faber.

La familia de Niki, que ha rechazado la oferta de la ciudad de Viena de enterrar a Lauda en una tumba de honor, asistirá también a un funeral privado independiente y al posterior entierro, según informa el diario austriaco Heute. Niki será enterrado vestido con un mono de Ferrari en el cementerio de Neustift, en el mismo lugar en el que sepultaron a su madre, Elisabeth.

Es la primera vez que esta catedral recibe el ataúd de una estrella del deporte, ya que este honor ha estado reservado a figuras como la del arzobispo de Viena Franz Koenig o al último emperador de Austria, Otto von Habsburg.

Al contrario que en la tradición española, en Austria y Alemania cuando alguien fallece se espera alrededor de una semana para el entierro. De esta forma, se da más tiempo a la familia para procesar la noticia y organizar el rito.

Cada funeral es personalizado y se le da mucha importancia a los deseos de la familia sobre la ceremonia, que se configura a partir de información sobre el fallecido –vínculos, logros, etc–. También es habitual que los asistentes a los funerales pronuncien discursos con referencias muy detalladas y personales al fallecido y se deja espacio a que familiares o amigos hagan una despedida más pública.

Lewis Hamilton, George Russell y Sebastian Vettel acudieron al funeral y durante la ceremonia los expilotos Gerhard Berger, Nico Rosberg, Alex Wurz, David Coulthard, Mark Webber, Arturo Merzario y Toto Wolff pronunciaron discursos en recuerdo de Lauda. También hablaron el presidente de Austria, Alexander Van der Bellen, y el actor Arnold Schwarzenegger. Alain Prost fue el encargado de leer textos de La Biblia en la misa.

También han asistido Jackie Stewart, Helmut Marko, Zak Brown, Andreas Seidl, Ross Brawn, Stefano Domenicali, Jean Todt, Luca di Montezemolo, Chase Carey, Nigel Mansell, Mattia Binotto, Christian Horner, Franz Tost, Otmar Szafnauer, Claire Williams, Guenther Steiner y Flavio Briatore. También han asistido familiares de Michael Schumacher. Además, han hecho acto de presencia el extenista Boris Becker, el esquiador Franz Klammer y Daniel Brühl, el actor que interpretó a Lauda en la película Rush.

Durante la ceremonia han sonado las canciones ‘Amazing Grace’ y ‘Fast Car’ de Tracy Chapman y también se reproducirán ‘Imagine’ de John Lennon y ‘Hero’ de la banda Family Of The Year.

Related posts