Anticipo

WRC: Tänak lidera, Neuville resiste y Ogier sobrevive en Gales

WRC: Tänak lidera, Neuville resiste y Ogier sobrevive en Gales

OTT TÄNAK DOMINÓ LA MAÑANA DEL VIERNES DEL DAYINSURE RALLYE DE GALES GB CON UN ‘HAT-TRICK’ DE SCRATCH EN EL BOSQUE QUE LO DEJAN CON UNA VENTAJA DE 8.9 SEGUNDOS.

 

 

Tänak siguió sus victorias en Clocaenog y Brenig con un tercer mejor tiempo consecutivo en Penmachno al volante de su Toyota Yaris, permitiéndose el lujo de un enfoque más cauteloso en la doble pasada por Slate Mountain.

El estonio está buscando su cuarta victoria consecutiva y mientras regresaba a la asistencia de la mitad de la jornada en Deeside con un estado de ánimo feliz, sus rivales por el título Thierry Neuville y Sébastien Ogier estaban preocupados.

El belga está a 21.8 segundos en la quinta posición y planificó cambios en la configuración de su Hyundai i20 para mejorar el agarre, mientras que Ogier está casi a 30 segundos en octavo lugar después de perder la primera y la segunda velocidad con su Ford Fiesta.

Las pistas de tierra embarradas y el constante cambio de adherencia fueron muy complicadas, por lo que Tänak se contentó con dirigirse a la tregua de la asistencia. “Fue difícil. Tantos cambios de agarre y barro suelto, pero cuando es consistente, es agradable”,dijo.

El héroe local y ganador del rallye en 2017, Elfyn Evans, es segundo con un Fiesta. El galés fue uno de los dos pilotos que optó por los neumáticos de compuesto medio de Michelin en lugar del blando o una mezcla, pero los tiempos sugirieron que había pocas opciones entre las que elegir.

Jari-Matti Latvala está a 15.4 segundos del líder en tercer lugar con otro Yaris. El subviraje hizo mella al finlandés toda la mañana y planificó cambios en los diferenciales durante la asistencia.

Teemu Suninen, Craig Breen y Neuville coparon los siguientes tres lugares y están separados por solo 1.4 segundos, el líder del campeonato Neuville se saltó un cruce en Penmachno en sus esfuerzos por controlar a Tänak.

“No podemos seguir el ritmo de las Toyota y cuando lo intentamos, cometemos errores. No estamos estableciendo buenos tiempos. Es frustrante, pero estoy seguro de que podemos resolver el problema. Estamos perdiendo el agarre y el coche no está haciendo lo que quiero, no está reaccionando”, dijo el belga.

El Yaris de Esapekka Lappi proporcionó el sándwich entre Neuville y Ogier, quien se enfrenta a una sección de enlace de 100 km para atender la caja de cambios dañada.

“Fue muy difícil en las dos últimas especiales. Había una horquilla muy ajustada y un comienzo donde solo tengo tercera marcha. Para ser honesto, la mañana estuvo cerca de ser un desastre”, dijo Ogier, quien también trompeó dos veces en Penmachno.

Mads Østberg y Hayden Paddon completaron la clasificación con un Citroën C3 e i20 respectivamente. Justo fuera del top 10 se encontraba el desanimado Andreas Mikkelsen, quien describió su i20 como “incontrolable”.

Related posts