Anticipo

TC: Hallanaron la ACTC

TC: Hallanaron la ACTC

El Turismo Carretera quedó en la mira por una supuesta evasión de los pilotos.

La sede de la Asociación Corredores Turismo Carretera fue allanada por Prefectura Naval. Investigan irregularidades en los contratos de pilotos con publicidades.

En la mañana de hoy, la sede de la Asociación Corredores Turismo Carretera, situada en Bogotá 166 (Capital Federal) fue allanada por Prefectura Naval. La orden fue impartida, de acuerdo a lo informado por el medio radial Carburando, por el Juzgado Federal de Quilmes.

Particularmente, el allanamiento se realizó tras dar cuenta de presuntas irregularidades (que incluirían evasiones y estafas) en los vínculos establecidos entre algunas publicidades y sus pilotos.

En ese marco, la visita a la ACTC tuvo como fin obtener un listado en el que figure de qué manera los corredores facturan sus vínculos con las empresas publicitarias, por lo que en un principio la asociación no estaría involucrada directamente en el episodio.

Qué pasó. Efectivos de Prefectura y funcionarios de la AFIP realizaron este jueves un allanamiento en la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC) a raíz de una orden del juez federal de Quilmes, Luis Armella, en una causa por evasión y estafas con publicidad.

Qué se buscaba. Documentación que explicara el vínculo entre una banda que emitía facturas truchas, miembros de la ACTC y algunos pilotos (no del núcleo permanente, pero sí socios de la entidad). De acuerdo con la denuncia, que lleva un año y medio de investigación, algunas empresas utilizaban estas facturas apócrifas para justificar la publicidad que aparecía en los autos de competición.

Buscados. La causa empezó por una denuncia de la AFIP, está caratulada con los nombres de Heber Russo y Claudio Gómez. El primero de ellos, novio de una prima de la modelo y conductora Jésica Cirio y señalado como jefe de la organización, se mantiene prófugo junto al ex piloto Daniel Vázquez.

Cómo funcionaba la maniobra. De acuerdo a fuentes de la investigación, un auspiciante “ofrecía” un apoyo comercial a un piloto por un valor y luego lo facturaba con un importe superior. Esto permitía al auspiciante blanquear una importante suma de dinero.

Related posts