Anticipo

TC: Escándalo en el TC; Matías Rossi, investigado en otra causa por estafas con facturas truchas

TC: Escándalo en el TC; Matías Rossi, investigado en otra causa por estafas con facturas truchas
Dos causas por evasión y estafa tienen como protagonista al competidor. Su equipo, Donto Racing, aparece vinculado a la creación de sociedades fantasma. La controversia salpica a la ACTC, que enfrenta duros cuestionamientos por las maniobras impositivas ilegales que llevan a cabo varios pilotos

Otro caso escándalo derivado de la emisión de facturas truchas salpica a la categoría más emblemática del automovilismo de la Argentina.

El Juzgado Penal y Económico 7 mantiene abierta una causa por evasión contra el piloto Matías Rossi y los representantes del equipo Donto Racing, y a ese proceso ahora se le sumó otra denuncia de estafa tramitada por el Juzgado Criminal 11.

En el detalle de la investigación iniciada contra el deportista y la escudería se destaca la emisión de facturas con el fin de cobrar pauta publicitaria y eludir obligaciones como el pago de IVA, el descuento de impuestos como Ganancias, o directamente fomentar la sobrefacturación.

Según el expediente al que accedió este medio, Rossi y Donto Racing presuntamente motorizaron la creación de una sociedad fantasma para ese fin y avanzaron con una emisión de facturas que perjudicó a más de un privado.

Como consecuencia de esto, las empresas que confiaron en Rossi culminaron siendo presas de sanciones y embargos millonarios, pese a desconocer el andar fraudulento de la compañía pantalla que la Justicia ahora vincula a Rossi.

“La recepción de facturas apócrifas tiene entidad de generar un perjuicio en el pagador de esas facturas, cuando el pagador desconoce la falsedad de la factura que se le entrega, como se denuncia en las causas vigentes. Quien paga desconoce lo irregular de la factura que recibe. El tema es que la AFIP luego cae, precisamente, sobre el pagador en lugar de avanzar sobre la sociedad fantasma”, sostuvo ante este medio un abogado al tanto del proceso.

Así las cosas, quienes han efectuado aportes publicitarios para el equipo que tiene a Matías Rossi como figura y mayor atractivo vienen sufriendo perjuicios patrimoniales además de enfrentar un horizonte de posibles acusaciones de evasión tributaria por la recepción de dichas facturas.

La cuestionada ACTC
Lo que ocurre con Rossi y Donto Racing vuelve a salpicar de lleno a la Asociación de Corredores del Turismo Carretera, la tradicional ACTC, que a lo largo de los años no ha hecho más que sumar cuestionamientos por no erradicar formas de evasión que prácticamente ya forman parte del folclore de la categoría.

Recordemos que hace no más de tres años se abrió una investigación judicial radicada en Lomas de Zamora que terminó en una mega causa por evasión millonaria. La misma puso en evidencia la participación de los principales equipos de competición y la negligencia de la ACTC en controlar estas irregularidades.

Este medio tomó contacto con fuentes de la organización, quienes más allá de solicitar detalles de la situación judicial de los mencionados evitaron pronunciarse respecto de este caso hasta nuevo aviso.

Según se pudo saber, en los pasillos de la ACTC ya se discute la forma de desarticular un eventual nuevo escándalo mientras se preparan nuevas alternativas de control de los movimientos impositivos de pilotos y equipos.

“La situación de Rossi y Donto Racing puso nerviosos a todos porque podría dejar a la vista irregularidades e incluso estafas repetidas por el grueso de los competidores más conocidos dentro del TC”, confió un voz cercana a la asociación.

En el ámbito de la Justicia, por supuesto, se entiende que situaciones como la protagonizada ahora por Rossi sólo podrían llevarse a cabo con cierta anuencia de la directiva de la categoría. Por ende todo indicaría que, de comprobarse las estafas denunciadas, hacia adelante el próximo actor a evaluar en términos legales no será otro que la misma ACTC.

Con Matías Rossi en la pole, el escándalo picó en punta en la categoría más popular del automovilismo nacional. Mientras tanto, entre los sponsors más “pesados” del piloto ya se activaron los primeros murmullos respecto dehasta cuándo sostener el patrocinio si la Justicia comprueba las estafas del competidor y su equipo.

“Hay que ver si no les entregaron facturas ‘truchas’ también a esas empresas”, sugirió otra fuente al tanto del proceso legal iniciado.

Todo indica que se trata de la primera vuelta de una carrera extensa, demoledora incluso en términos económicos, y cuyo premio mayor, de obtenerse, no será otro que sortear una dura condena en Tribunales.

Related posts