Anticipo

Nos dejó Hugo Vigneti…múltiple campeón del motociclismo

Nos dejó Hugo Vigneti…múltiple campeón del motociclismo

En las últimas horas de ayer, falleció Hugo Jorge Vigneti a los 70 años, multiple campeón de nuestro motociclismo, logro 15 campeonatos entre los nacionales y latinoamericanos, supo representarnos en los campeonatos mundiales de fines de los 70 e inicio de los 80, uno de los grandes pilotos de velocidad que ha dado nuestro motociclismo, Vigneti cosechó su primer podioa poco mas de un año de su debut internacional, en 1981, cuando arribó tercero en el Gran Premio de Inglaterra, corrido en Silverstone, al comando de una moto MBA.
Porteño de nacimiento, del barrio de Floresta, había nacido el 18 de Marzo de 1946, supo destacarse como campeón nacional y llego al “Continental Circus”, participando con una Bultaco TSS, alterno con maquinas como la Derbi especial de Gran Premio, con Morbidelli VR, con varias MBA VR y con la bonita Sanvenero, justamente, con esta última máquina, Hugo Vigneti le peleó en igualdad de condiciones a victoria a Ángel Nieto en el Gran Premio de la República Argentina de 125cc de 1982, hasta que en la última vuelta la falta de combustible le impidió llegar a la meta junto al astro español para definir el triunfo. No obstante, llegó séptimo y fue ovacionado por el numeroso público que se dio cita aquel 28 de marzo.
Ya retirado regreso al “Continetal Circus” como manager, en el GP argentino de 500cc de 1998, guiando los pasos de Juan Pablo Gianini, hoy piloto de TC.
Otro de los hitos que marco “el Pelado” como le decían sus amigos, ser el ganador de la primera carrera de la historia de la categoría Superbike en nuestro país, que se celebró en diciembre de 1977 por entonces denominado Autódromo Municipal de la Ciudad de Buenos Aires, con la Ducati 750 SS preparada por Alberto “Poroto” Pérez.
Hugo Vigneti, supo participar en el TN con un Fiat 128, debuto en 1989, en la clase 2 y participo hasta la temporada 1993.

Que descanse en Paz, dejo su huella en el motociclismo argentino

Fuente: Guillermo Tuerquita Blanco

Related posts